La buena nueva

No, mi sueño nunca fue ser bombero o astronauta. Queria ser un gran deportista.

Digamos, la estrella de un equipo que lo hace triunfar, para ganar todos los partidos, pero perder el más importante, la final del campeonato… el partido que daría la clasificanción por primera vez en la historia… algo por el estilo.

Perderlo conscientemente, a propósito. No espero que nadie lo entienda, pero queria ser deportista no por la fama, sino para aprovecharme de esa inversión emocional que hace alguna gente que sintoniza con la intrascendente posición de una pelota a su estado de ánimo. Queria que se emocionaran, que se ilusionaran, que sintieran la victoria cerca… y arrancárselas con la misma facilidad con que se las di. Y todo porque asi lo quise.

Debe ser lo más cercano a sentirse como un dios, y eso es con lo que soñaba. Para mi esa es la única manera de poder absoluto. Tener la posibilidad de darle eso a alguien y decidir no darlo.

Tambien quisiera ser testigo de jehová. Intentaría visitar siempre a la misma hora todos los pisos de un edificio. Todos menos uno. Cuál? no lo se… escogido al azar me supongo, o uno en donde me conste que hay gente para el momento en el que paso, gente que se de cuenta de que los estoy ignorando de manera consciente.

La naturaleza humana… es rara. A poca o ninguna gente le gusta que le dan panfletos por la calle, se ve de lejos a la muchacha que los reparte mientras caminamos hacia ella, “que fastidio, ahora me va a querer dar ese papel…”, pasamos de largo pero, la muchacha no nos da nada. Que extraño vacío cuando eso pasa, siquiera importa el panfleto en si, es que la muchacha decidió no dárnoslos. “Acaso estoy mal vestido, acaso yo soy menos que los demás?”

Imagina llegar a tu edificio, día tras día y encontrar los buzones de la gente llenos de la revista que les promete amor y vida eterna, que los quiere llamar hacia un mejor camino. Todos los buzones llenos. Menos el tuyo.

El Gran Tibby (Original del 14/01/07)

Mi carro se llama tibby, pero es mejor conocido por las afortunadas que se han montado como “la plateada máquina del amor”.

No se si a raíz de eso o no, pero debe estar embrujado, o me odia.

Primero, desde nuevo se le empezó a pelar sin ninguna razón la pintura del espoiler, bueno eso no es gran cosa, un poco después se cayó una pieza de plástico realmente grande desde la parte de atrás de la guantera, si insisto en volverla a poner se cae, así que hice lo que todo el mundo hace con una pieza del carro que sobra, la tiré para el asiento de atrás.

Dos veces se le pincharon los cauchos, uno porque pise una tapa de alcantarilla, pero otra vez sin razón aparente. No se si será por eso, pero el caucho siempre se desinfla, tengo que ponerle aire cada dos semanas, ya hasta tengo el compresor en la casa, como cada uno se desifla a distinto ritmo manejar la vaina es toda una experiencia, unos días está torcido a la derecha, otros días se colea un poco…

Por supuesto la única vez que dejé el quemacoco abierto llovió y se mojó todo, en realidad pasa algo un poco mas patético, si lo debaja abierto (si lo dejaba, porque ya el quemacoco murió) aunque fuese un milímetro y llovía, el agua se empozaba en las gomas y en cada curva me caía un chorro en la cabeza, desafiando las leyes de la física si cruzaba a la derecha el agua me caía, pero si cruzaba a la izquierda caía para el mismo sitio, que fuerza centrífuga ni centrípeta ni que nada.

Pronto no bastaba con que dejara la vaina abierta, estando malo igual quedo como separado y apenas llovía era un viaje a casa donde cada curvita me caía agua, hasta que le pusieron silicona en el borde a esa vaina.

Después poco a poco se fueron muriendo los faros, no me di cuenta, sólo se que no veía nada de noche, “verga me estoy quedando ciego”, hasta que por fin se volvió un pirata de un ojo, un faro murió.

Cuando le arreglaron el sistema eléctrico algo no quedó bien, eso o había un espíritu en el carro, porque se prendía el limpia parabrisas de atrás, no es que se pegaba algún cable, no, el botón se apretaba, no si te le quedabas viendo, no, si te quedas viendo a la vaina no prende, pero volteas y cuando vuelves a ver, estaba prendido.

Por supuesto la alarma es silenciosa, es decir, ahora no suena, pero tranca el carro, un día decidió que no sonaba más, solo se activaba y el carro no prendía, pero no puedes saber si la apagaste o no porque al darle al control ya no suena el “pii-puu” que siempre usé para ubicar al carro en el estacionamiento del Sambil, cuando lo recorría dándole al botón para orientarme por donde sonase la vaina.

La vaina es que la alarma silenciosa como prende los faros gasta la batería, por lo que ya se ha comido dos y me ha dejado botado en dos bombas de gasolina, no se porque muere en la bomba y justo después de echarle gasolina, será una razón metafísica, el caso es que ahora echo gasolina en la madrugada en la bp para no tener cola atrás por si el carro no prende.

Lo que si suena es la corneta, solo que empezó a sonar sola y se quedó pegada en un estacionamiento, eso era como tener una novia que le esté armando un escándalo a uno en un restaurant, todo el mundo te mira, total que tuve que romper el sello del volante y sacar la corneta (que tiré para el asiento de atrás) y separar los dos cables.

Para tocar corneta tengo que pegar los dos cables con la punta de los dedos, pero ya no lo hago más, porque aparte de que pega corriente si uno se le tira un carro lo que hace un macho es darle tremendo coñazo al volante y gritar groserias, no pegar dos cablecitos con la punta de los dedos.
La verdadera tapa del frasco, y por la que digo que me odia es cuando intento huir de mi, o se le fue el freno de mano y se fue por la bajada hasta que se estrelló de frente con otro carro, sin razón aparente simplemente se fue rodando cuando estaba parado, no es gracioso que estés en tu casa y te pregunten si chocaste, cómo que choqué?, y que hace el carro alla afuera en medio de la calle enterrado en otro?

Recuerdo el intercambio de mensajes con Guaina donde avisé que no iba a trabajar por el peo del carro

  • Chamo, mi carro se chocó, avisa ahí por favor que tengo que pasar la mañana buscando unos papeles del seguro
  • Ok yo digo pero cómo que se chocó
  • Pana, cómo te explico?

Lo gracioso es que, cuando piensas que eres el único carajo que le ha pasado algo así, todo el mundo tiene un cuento de alguna tia a la que se le fue rodando el carro por la bajada estando parado, las cosas asi toman un cariz un tanto mas lol.

Pero hemos pasado mucho el gran tibby y yo, ahora está recien pintado, lo rescatá del tierrero y lo mando a lavar todas las semanas, y dije que no pensaba cambiar de carro hasta que me case, yo le echo su aire en mi necio intento de que quede al menos parejo y algunas mañanas cuando piso el botón, si está de buen humor me saluda con el pi-puu de la alarma y con un guiño de luz en su ojo de pirata, para demostrarme que la alarma no está realmente quemada, solo que dejó de sonar aleatoriamente, sólo por joder.

Grande tibby, él es un poco como yo.

Nota: en el 2007 dije que no vendía el carro, pero hace unos meses lo vendí. Aun después de todo eso me lo chocaron 2 veces estando parado aquí afuera.


Resonador

Hay gente que se compra un carro y después se gasta un montón de plata arreglándolo y poniéndole un montón de cosas que mejoran el desempeño. Eso está bien, me supongo, que uno tenga un hobby.

Pero acabo de enterarme de que venden una vaina para que el carro suene más duro. Sí, efectivamente, hay gente que compra un accesorio para que sus carros, y citando a una página que los vende, “suenen más racing”.

Vaya un mundo de pantalleo este en el que vivimos, ya ni siquiera se trata de elegir y cambiarle piezas al motor con algo de arte para mejorar el desempeño, no, todo se reduce a ponerle una cosa al tubo de escape para que te hagas la ilusión de que vas en un ferrari, porque, de paso, eso es justo lo que necesita la ciudad en que vivimos, más ruido!.

Yo en realidad no puedo hablar mucho porque soy culpable de algo parecido, me gustaba ponerle a la bicicleta un vaso de plástico entre el asiento y la rueda de atrás para que sonara como una moto, era excelente imaginarme que iba en una ducati y no en una bici, lo que pasa es que luego cumplí 10 años.

Un día simplemente me paré, me di cuenta de que el vaso ya no aportaba nada y que más bien estaba dejando vasos tirados por ahí y molestando a los demás con el ruido, así que lo quité e hice el resto del recorrido tratando de ir un poco más lento y mirando mejor el paisaje, pienso que ese día dejé de ser ya un niño y me volví un hombre.

Así que ya sabes, amigo mio, Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; pero cuando llegué a ser hombre, dejé las cosas de niño. (I Corintios 13:11). Es hora de que, si le pusiste esa mariquera a tu carro, reflexiones y comprendas que llegó la hora de crecer.

Sin remordimientos

Hay cosas que son universales, una de ellas es como se sientan los niños en un autobus escolar. En todos los países los más grandes (o los más “malos”) se sientan hacia atrás, los menores adelante.

Mi autobus era un pequeño espacio para la anarquía, tirábamos la basura por la ventana, a los carros y decíamos todo tipo de groserías y blasfemias. En fin era excelente.

Yo eventualmente me senté atrás, no por volverme más malo, sino que necesariamente llegué a ser de los mayores y los demás se graduaron. Recuerdo un hecho que pasó cuando aun yo me sentaba adelante y era aun pequeño: escupí por la ventana. Por alguna circunstancia, el autobus girando en ese momento, la velocidad, el viento… lo que escupí desde el primer asiento viajó fuera del autobus y volvió a entrar en el último asiento cayéndole en toda la cara a una gorda inmensa y de un caracter terrible. Esta mujer no solo era mucho mayor, sino que pesaría lo que 4 veces yo, y era mala, realmente mala.

La gorda se precipitó en estampida para el primer asiento a vengar la ofensa, sin que yo tuviera tiempo ni de asustarme, por alguna razón, en su furia ciega la gorda pensó que fue el niñito del asiento de atrás de mi el autor de la gracia y sin mediar palabra procedió a destruirlo.

Yo creo que una de las cosas más graciosas que uno puede ver es como a un tipo que está sentado perdido en sus propios pensamientos de pronto una gorda lo empieza a golpear salvajemente, sin que éste sepa ni la razón ni exactamente que carajo pasa.

Oh… decir que le dio una golpiza es poco, tendría que decir mejor que fue purificado a través del dolor.

Creo que este tipo me vio haciendo la gracia, solo que nunca se imaginó lo que le tocaría, solo podía decir “pe.. pero.. pero yo…” bajo la lluvia de golpes. Después de que la gorda se sació este tipo quedó roto física y moralmente, me imagino que ante lo injusta que es la vida y se me quedó mirando. Estaba tan quebrado, más allá de la cara morada y los ojos aguados, que creo que murió un poquito por dentro, por eso ni fuerzas tuvo para reclamarme nada, solo se quedó ahí sentado…

Yo había permanecido impávido a todas estas, como quien se pone una máscara de diablo de yare y se ve a si mismo en el espejo durante un rato, no se me ocurrió ir a consolar a este tipo, la verdad es que el hecho de que lo hayan golpeado, y ahora me doy cuenta, no me importó.

Al llegar a mi casa agarré mi bulto, me despedí con la mano al bajar y ya estaba pensando en que habría para almorzar olvidando el asunto. Me sorprende a mi mismo ahora no tener el más mínimo remordimiento por ese día, siquiera una sensación de alivio por haberme salvado de lo que me salvé, veo dentro de mi mismo y comprendo que me parece lo más justo y necesario, algo así como el orden correcto de las cosas el que yo pueda hacer más o menos lo que me de la gana y que los golpes se los lleven otros.

Nunca he concebido la vida de otra manera.

Saṃsāra

Mucha gente quiere reencarnar en animales como tigres, águilas y cosas así.

Esa gente es estúpida porque no entiende que lo mejor es reencarnar en una ardilla.

Una ardilla es pequeña, puede colarse en cualquier sitio

Una ardilla puede meterse por tubos, esquinas, debajo de rejas… y provocar todo tipo de graciosos accidentes industriales.

La mayoría de la gente está acostumbrada a que un animal pequeño salga corriendo cuando lo espantan, “salee, saleee” no sabrían que carajo hacer si en vez de irse una ardilla se les queda mirando, ahi parada…

Así que seré ardilla para quedarme viendo a la gente que odio mientras duermen, para que lo primero que vean al despertar sean dos ojos negro y vacíos viéndolos desde los pies de la cama.

Y sabrán lo que es tener el frío del miedo dentro del alma.

Pat Robertson: #prayForVenezuela

Qué mejor ejemplo de disonancia cognitiva el de la gente que se pone a rezar en medio de un desastre natural? Hasta donde yo se nada pasa en la tierra que no es la voluntad de dios, por lo tanto es el mismo el que decidió ahogarnos en agua, rezarle para que pare no tiene entonces mucho sentido, a menos que tu idea de dios es la de un papá que a veces de la nada le da por sacarte de tu cama y caerte a coñazos para solo parar si ruegas lo suficiente, y a veces, ni aunque lo hagas, porque él es así sabes, domina el tiempo y la materia pero tiene el ego de un niñito de 4 años, a todos nos gusta que nos rueguen.

La gente que dice prayForVenezuela es la equivalencia de la mujer que no deja de repetir mientras el marido le da una paliza: “papi pero si yo te quiero, papi, yo te amo”.

Y es que sin duda el misticismo es una tara mental, y también, sin duda, decir prayForVenezuela es una forma de slacktivismo, es decir, una manera de satisfacer una necesidad personal de sentirse que se está haciendo algo por colaborar pero sin comprometerse en lo absoluto ni ayudar realmente.

Ya especulando, apostaría que la gente que pone eso siquiera rezó realmente. Lo que hace al asunto muy gracioso. Ya va más allá que solo hacer cosas que no requieran mucho esfuerzo, ya para mucha gente “cumplir” es mandar a otros a hacer algo.

Esto me recordó, no se porque, a una anécdota de Pat Robertson, que es un tele evangelista gringo. Este tipo es famoso acá porque fue el que dijo en televisión que había que matar a chavez. Bueno a mi eso ni me va ni me viene, el caso es que este tipo tiene un montón de anécdotas pintorescas siendo como es representante de lo más radical e idiota de la derecha cristiana americana.

Según él, los ataques del 11 de septiembre son producto de los abortos, los gays y las lesbianas ya que eso hizo molestar a dios. Verás, una de las consecuencias de tener poder infinito, transcender la materia, moldear el tiempo, etc es que te preocupas mucho de lo que la gente llegue a hacer con el piripicho. Eso es lo realmente importante, en el orden infinito de cosas del universo, sus galaxias y planetas.

En realidad este tipo ha dicho tonterías muy graciosas, pero hay un cierto cuento que todo este peo de la lluvia y prayForVenezuela me hizo recordar, aunque realmente no tenga mucho que ver:

En 1998 Robertson arremetió contra Disney, en particular contra Walt Disney World en Florida desde su programa de radio. La razón? El parque fue sede de una cosa que llamaron “fines de semana Gay” o algo así y darle la bienvenida a turistas gay. Para Robertson, que dos lesbianas hagan un 69 hace llorar al niño jesús, así que predijo que ese acto blasfemo traería consecuencias para el parque y la zona: huracanes, terremotos, fuego, y un meteorito. Sí, un meteorito.

El cuento no tendría mayor trascendencia si no fuera porque Bonnie, el primer huracán de esa temporada iba hacia Orlando y a última hora se desvió, no solo de Orlando sino de toda la Florida para ir a afectar seriamente la costa de Virginia, en particular Virginia Beach… el sitio desde donde Robertson transmite su programa…

En 1998, ni un solo huracán pasó cerca de Orlando.

Va subiendo?

Estoy tan obsesionado con los ascensores que siempre he escrito acá sobre ellos aun a pesar de que, viviendo en una casa y trabajando en una planta baja no me había montado en ninguno desde hace mucho.

Bueno todo eso cambió ahora que trabajo en un piso 12, por lo que he tenido que ajustar un poco mis ideales, en particular el de NO montarme en esa vaina a menos que vaya solo. Cualquier pequeño privilegio como el de no subir escaleras pierde todo el sentido si se tiene que compartir con alguien más. Es como tener que compartir la mesa en un Restaurant con algun tipo extraño. Compartir no trae nada bueno!. Pero… un piso 12 se dice fácil, pero es suficiente incentivo para preferir ir apretado que subir tanta escalera. 12 pisos compran mis ideales. En realidad vendería todos mis ideales y todo en lo que creo por el chicle de un bati bati.

En realidad son más de 12, son 13 porque en el medio hay una vaina absurda que se llama Mezzanina. Yo me pregunto, qué mierda es una mezzanina y a quien carajo se le ocurren ideas tan absurdas? No tiene número de piso, echa a perder todos los números, ni sirve para tirarte por la ventana porque está como a 3 metros del piso, es una mierda. Es como un piso indefinido, es como el hijo del medio al que los papas ignoran porque no tiene ni la gracia del más pequeño ni el encanto del primogénito. Si alguna vez me toca ir a una Mezzanina prefiero morirme. Si vives o trabajas en una Mezzanina seguramente nadie te quiere.

En estos días visitando un cliente por primera vez y como era un piso dos, dije, escaleras. Llegando al primer piso y pensando que iba ya por la mitad, una mezzanina de mierda, y después otro nivel P.L., osea, que demonios es un nivel “P.L.”?

Lo bueno del piso 12 es que es el último, y… se siente bien ser el que va al último piso. Aun cuando no me toca siempre trato de apretar el botón del piso más alto en un ascensor así tenga que bajar escaleras después, de verdad para mi nada tiene sentido a menos que sepa que estoy por encima de los demás.

De tanto esperar el ascensor me he dado cuenta de que existe su fauna particular:

  • Los que se paran en la puerta y se quieren meter a empujones sin dejar salir a los demás
  • Los que se montan en el 10 y se bajan en el 9, wtf con razón estás tan gorda
  • El infeliz que llega en la planta baja donde todos estamos esperando y le vuelve a dar al botón de llamar al ascensor aunque ya esté prendido y llamado. De verdad que hay gente imbecil, tienes que sentir que fuiste tú el que marcó, o poderoso domador de la caja transportadora? Tan vacía en sustancia es tu vida? Piensas que va a llegar más rápido? O no te das cuenta de que, aun cuando sea tan obvio como la luz del botón prendida, hay gente ya ahí que seguramente ya marcó porque no se dedica a ver como subnormales la puerta del ascensor parados ahí?

Ni hablar cuando está un piso marcado, se abre ahí pero nadie se baja… yo me volteo y miro a los que queden con odio, osea quién fue el imbecil? a que jugamos?

Bah, encima el ascensor este de mis tormentos tiene cámara, así que cuando voy solo no puedo mover las manos imaginando que soy magneto moviendo la vaina.

Pajuos todos.

 

Una mirada

Yo básicamente dormí durante todo el colegio, entre aburrido y trasnochado. No porque me pareciera muy fácil o muy difícil, simplemente no me despertaba ningún tipo de interés.

Pensé que la universidad iba a ser distinta, gente más parecida a uno ya que tomó la decisión de estar ahí y que carrera estudiar. Gente con la que te podías relacionar mejor.

Sucedió al principio de la carrera, en una de estas materias generales que ven todos los de tu rama, terminé en un grupo para un trabajo. Nadie se conocía. El trabajo se hizo sin ninguna novedad, lo mismo de siempre y para lo que te “entrenan” al hacer trabajos de grupo, 2 o tres hacen todo, otros dos se hacen los pendejos y el tercero ni aporta ni se hace el loco, solo molesta con ideas imbéciles.

Por algún motivo que no recuerdo una muchacha, a la que llamaremos Y., quedó encargada de hacer en la misma universidad una portada para el trabajo. En ese entonces no había tantas laptops disponibles, así que la haría a mano.

Hubo un montón de alertas rojas sobre esta muchacha desde el principio, la manera rara de vestirse, la mirada un poco ida, si mal no recuerdo fue justamente por esto que se decidió que solo hiciera la portada, total, qué tanto puede uno cargarla haciendo una portada?…

Tuve la desdicha de presenciar paso a paso la creación de un monstruo, una abominación, mientras paso a paso sacaba los materias y formaba la portada enfrente de mi, primero, un cartón, de un color amarillo manila:

“Bueno” -pensé- “no está mal, fue lo único que consiguió”, realmente no estaba prestando mucha atención en este punto, sinceramente, hasta que nos dio una sorpresa que al principio fue grata, se trajo de la librería un paquete de estas letras transferibles que se colocan en el papel, se les pasa un borrador y se pegan. Pensé que era una buena idea, mejor que hacer una portada a mano… hasta que vimos el tipo de letra.

Entre todos los tipos de letra que tuvo, escogió esta letra germánica llena de arabescos que solo puede quedar bien anunciando el nombre de un restaurante en la Colonia Tovar. Como alguien en su sano juicio puede sentirse atraído por semejante rimbombancia para escogerla para escribir el título de un trabajo que se supone serio es una vaina que va más allá de lo que yo puedo entender. Ya en ese momento el resto del grupo se miraba nervioso.

  • “Estás segura de que es va a quedar bien con esa letra?”
  • “Sí”
  • “Bueno calcula más o menos lo que ocupa el título para que pongas la primera letra de manera que todo quede centrado”
  • “Sí”

Por supuesto, puso la primera letra en todo el centro, y, por supuesto, se quedó sin espacio a mitad del título.

Quien alguna vez intentó utilizar estas letras transferibles sabe que no es muy fácil. Si escoges un tipo de letra con tanto adorno delgado del grueso a veces de un pelo, un poco de sentido común te dice que más que letras vas a poner borrones.

Yo ya estaba seguro de que estaba ante una de las vainas más feas, poco elegantes y poco profesionales que había visto en mi vida, pero nada me preparó para lo que vino después. De la nada saca dos calcomanías de estas de brillitos cuando les pega la luz y pega una en cada esquina.

Yo, y en realidad el resto del grupo solo pudimos protestar con un “que…” ahogado y que fue apenas un susurro.

Pude haber dicho muchas cosas pero no tuve voz, la subnormalidad e idiotez que es necesaria para pensar que es una buena idea pegarle a un trabajo universitario sobre estimadores estadísticos un cariñosito brillante sobre un título hecho con borrones de letras de la Colonia Tovar encima de un fondo amarillo anemia es una vaina que apabulló todos mis sentidos. Y simplemente no pude protestar, o sencillamente es imposible protestar cuando las cosas llegan a ese nivel bizarro. Uno puede discutir los méritos artísticos o históricos de un retablo barroco que oculte la nave de una catedral gótica, pero cómo puede siquiera discutir o argumentar ante quien dice que un baño de carretera que no se limpia en 10 días queda mejor con las puertas forradas de escarcha?

Pero lo peor fue su mirada al poner la calcomanías, porque me miró de frente y desafiante, como diciendo “atrévete a decir algo”, una mirada que me dijo que no era una muchacha confundida tratando de improvisar lo mejor que podía, era una persona convencida que ese adefesio que estaba creando, que más que la peor portada de la historia es una de las peores cosas que han pasado en general, incluyendo hambrunas y cataclismos era un trabajo serio.

A partir de ahí me desconecté sensorialmente, no se si se entregó el trabajo así o no, poco me importaba, creo que desperté del trance en una mesa del cafetín con café en una mano que noté que me temblaba un poco.

“Debería comenzar a fumar”, pensé.

Serial Killer Soundtrack

Buscando música nueva para bajarme, digo, para ir a la tienda a comprar, se me ocurrió hacerme un playlist con las canciones preferidas de serial killer conocidos. No canciones sobre serial killers, canciones que hayan sido sus preferidas según ellos mismos.

Richard Ramirez | AC/DC – Night Prowler
Este tipo está bastante soyado. Ya pasaba noches en los cementerios con 10 años y se drogaba en el séptimo grado. En fin mucho se ha dicho de este tipo que ya está, para dolor de todos esos humanistas que están contra la pena de muerte, esperando para ser ejecutado. Mira que matar a un tipo porque violaba y decapitaba ancianitas de 79 años, somos una sociedad realmente horrible, lo que hay es que darle una torta y un abrazo para que se sienta amado y soltarlo en 2 o 3 años por buena conducta.

Bien, el tipo se pintaba pentagramas en el cuerpo y gritaba “Arriba Satán” en su juicio, pero eso de que la canción favorita de un serial killer sea heavy metal me pareció bastante cliché. Ahora si me dicen de un tipo que se pone en su casa a escuchar Miguel Moly o Natusha y después sale y se come al vigilante de la caseta eso me parecería mucho mas perturbador e inquietante.

Aileen Wuornos | Natalie Merchant – Carnival

Aileen Wuornos es famosa por ser una serial killer mujer. Según ella mató a 7 hombres que intentaron violarla mientras era prostituta. Lo que tiene sentido, porque si alguien entra a mi tienda y se quiere llevar algo sin pagar debería correr la misma suerte. Claro que después robaba a estos hombres para mantener a su amante lesbiana. Su amante lesbiana, qué esperaban?, finalmente la vendió y se puso de acuerdo con la policía para sacarle una confesión. Wuornos fue ejecutada en el 2002 y desde entonces se usa “palabra de hombre” y nunca “palabra de mujer” para denotar el valor que tiene la palabra empeñada, la lealtad, la fidelidad, etc.

Aileen Wuornos pidió que sonara esta canción en su funeral. Para ese entonces también decía que estaba controlada por “ondas sónicas” y que unos ángeles se la iban a llevar en una nave espacial. Por cierto esa es la cantante de 10.000 Maniacs.

Charles Manson | The Beatles – Helter Skelter

Según Carlitos, esta canción predecía exactamente lo que pasaría dentro de muy poco: la tensión racial entre negros y blancos estallaría hasta el punto de producirse una guerra, el apocalipsis y x.

Arthur Shawcross | There I’ve Said It Again-Bobby Vinton

Arthur mató y violó a dos niños. Lo atraparon y no fue ejecutado, sirvió 14 años de cárcel. Salió siendo un hombre reformado, o al menos en parte porque las siguientes 12 personas que mató no eran niños. Así que digan los que digan, la cárcel funciona.
Esta es su canción favorita según una entrevista:

Dorancel Vargas Gómez | Bacalao Men – El Comegente

LOL, probablemente el más ilustre venezolano de la historia. Lamentablemente nunca conseguí que música le gusta, probablemente sea algo así como el grupo Pimpinela o algo por el estilo.

Por cierto, eres un tipo muy arrecho cuando los presos de una cárcel venezolana PROTESTAN para que no te metan con ellos.

Da miedo.

Mi gente

Cuando una persona usa la expresión “mi gente” inmediatamente concluyo que esa persona no vale la pena.

“Mi gente de tal pueblo es así”, o “La gente linda de mi patria  jamás haría tal cosa…”. Me crispa los nervios.

Tú no tienes nigún tipo de gente. No te pertenecen, y sin lugar a dudas no importa cual sea la característica arbitraria con la que separas a tu supuesta gente del resto de los demás tú no tienes puta idea de como se va a comportar “tu gente”, a menos que los conozcas a cada uno, individualmente. Y ni aun así.

Además, tu gente puede ser muchas cosas. Acaso tu gente es quien comparte tu tipo de sangre? Si yo soy catire todos los catires son “mi gente catira”? Los que viven en la misma calle que tú son tu gente? Acaso soy “tu gente” por la triste circunstancia de haber nacido en el mismo pais que tú?. Perdóname entonces si alguna vez no me comporto según las expectativas que te sacaste del paltó y tenías para mi ya que decidiste que era “tu gente”.

No hay “gente”. Lo que hay son individuos que son un fin en si mismos. Siempre hay por ahí muchos vivos que los dividen en patrias, etnias, razas, religiones… todo eso son construcciones, abstracciones, no existen salvo que alguien decida que existen, y seguramente ese alguien es el que te dice que tienes que ir a matarte por “tu gente”.

Si vamos a dividir a la gente la única división que puede existir es entre la gente que lo logra en la vida y la que no, y creeme que si dices “mi gente” o no lo estás logrando o eres un sinverguenza que se beneficia con esa separación. O alguien que se levantó ese día con ganas de lanzar expresiones cursi-pavosas.

Otras expresiones imbéciles son “la juventud”, “la mujer de tal nacionalidad”,”el pueblo de no se donde” o las joyitas que me tuve que calar recientemente como estatus en Facebook cuando esta muchacha ganó el Miss Universo: “felicitaciones a la mujer venezolana por este triunfo”. Y a la mujer venezolana por qué? La que supo ganar fue única y exclusivamente esta muchacha porque seguramente lo hizo muy bien, y el equipo que tiene detrás. Que comparta con otra gente el género y la nacionalidad no significa que la otra gente pueda reclamar ese éxito como propio. Acaso felicitan a todos los Sagitario cuando un Sagitario gana un premio Nobel? O la gente que usa lentes debe sentirse orgullosa de su “gente” porque un carajo con lentes fue el que logró demostrar el último teorema de Fermat?

Que imbecilidad.